Como parte del esfuerzo de difusión para sumar un mayor número de voluntades a favor de los niños, niñas y jóvenes que trabajan en los cruceros y calles de la ciudad, el Presidente Municipal de Querétaro, en compañía de su esposa y Presidenta del Patronato del Sistema Municipal DIF, Tere García de Aguilar, encabezaron una nueva presentación del programa “Jalando Parejo por la Infancia en Riesgo”, ante empresarios, comerciantes y directores de escuelas particulares, entre otros actores de la sociedad queretana.

Se informó que gracias a un estudio que se realizó con el apoyo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro, se detectó que fuera de periodos de alta afluencia de personas en calle como es ahora la temporada navideña, se encontró que 886 personas trabajan en cruceros y calles de la ciudad, de los cuales 281 son menores de entre 3 y 17 años de edad.

Por ello, el edil capitalino invitó a la sociedad a participar en el equipamiento del tercer centro de día que se construirá en San José el Alto en enero de 2017, con una inversión de 12.5 millones de pesos, el cual podrá dar atención integral hasta a 150 niñas y niñas. En ese sentido, Marcos Aguilar explicó que de acuerdo a un censo realizado por la Facultad de Ciencias Políticas y Social de la Universidad Autónoma de Querétaro, existen aproximadamente 300 niños trabajando en los cruceros de nuestra ciudad que deberían estar estudiado.

Estos hechos, dijo exigen acciones concretas pues el problema es grave, y citó otra cifra clave: cada uno de estos niños colecta entre 150 y 300 pesos por día, cifra que invita a la reflexión, pues significa que estos niños, todos los meses recaudan entre un millón y dos millones de pesos en nuestras calles.

Por lo que pidió la ayuda de toda la sociedad para no darles dinero que resuelva una necesidad de un momento, sino apoyándolos para resolverles el futuro con educación, para que estos niños el día de mañana sean ciudadanos de bien y tengan una fuente de sustento honesta en lugar de convertirse en enemigos de la sociedad.

Para concluir su mensaje, el edil solicitó su apoyo para equipar este nuevo centro de día, para generar una política pública con sentido y sustentabilidad a favor de los niños, y para colaborar con el DIF municipal y así poder brindar desde el gobierno un incentivo positivo.

“Les pido su apoyo, el gobierno municipal cuenta con recursos, ya se está haciendo una inversión con un terreno de dos millones 500 mil pesos, 12.5 millones de pesos costará el centro de día que comenzaremos a construir en enero; sin embargo, queremos invitarlos a que nos ayuden a equiparlo”, señaló al tiempo que explicaba que esto no significa que el gobierno no tenga recurso para equiparlo, sino que se necesita hacer este nuevo ejercicio donde la sociedad se involucre.

En su intervención, la Presidenta del Patronato del DIF Municipal, Tere García de Aguilar, invitó a los asistentes a reflexionar ante el hecho de que un niño les pida dinero en un crucero: “si mandan a los niños a trabajar en la calle, entonces no los dejan ser niños de verdad; un niño no debe trabajar, un niño debe estudiar, jugar y descansar sanamente”.

Tere García comentó que la realidad que enfrentan los niños en los cruceros no los llevará a convertirse en adultos de verdad: “esta es la reflexión que nos pide el niño en el crucero cuando abre la mano y nos mira: nos está pidiendo que lo dejemos ser niño hoy, para que mañana pueda ser un adulto, un adulto sano, alegre, que haya desarrollado sus talentos”.

Con esto, la Presidenta del Patronato del SMDIF agradeció a quienes ya se han sumado a la campaña “No les des, ¡apóyalos!”: “no les debemos ayudar en el crucero porque así los condenamos a seguir ahí; los debemos apoyar en un Centro de día, porque ahí pueden ser niños de verdad, pueden estudiar, comer, descansar y jugar”, concluyó Tere García de Aguilar.

Bajo el lema “No les des, apóyalos”, se insistió nuevamente en hacer el llamado a la sociedad a participar en el equipamiento del tercer centro de día que se construirá en San José el Alto a partir de enero de 2017, con una inversión de 12.5 millones de pesos, el cual podrá dar atención integral hasta a 150 niñas y niñas.

El programa “Jalando Parejo por la Infancia en Riesgo” se presentó oficialmente el pasado 28 de noviembre, y a la fecha, ha conseguido ya tres importantes apoyos para la construcción del tercer centro de día.  Por esta razón, la Presidenta del DIF Municipal, Tere García de Aguilar, no dejó pasar la oportunidad para mostrar su agradecimiento.

Tere García reconoció a la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA), Campus Querétaro, quienes otorgaron una beca universitaria para Rocío Hernández Victoriano, alumna desde pequeña en los Centros de Día del DIF Municipal, y que ahora es capacitadora en los mismos centros por parte del Consejo Nacional de Fomento Educativo.

También se hizo un reconocimiento a la empresa RC Digital, representada por su Director de Operaciones, Bernardo Yela, por la donación del material para la construcción de la Caseta de Vigilancia del tercer centro de día.

De igual manera se agradeció a la Fundación Big Bola, representada por José Antonio Rodríguez Borgio, Alejandra Madero de Rodríguez y Graciela del Cueto García, por la donación de 500 metros cuadrados de piso para el tercer centro de día.

La estrategia que hoy en día viene aplicando el DIF Municipal es a través del Centro de Día Jädi, que cuenta ya con 96 jóvenes; y el Centro de Día Njhöya, en el que se atiende a otros 250 niños de 3 a 12 años de edad.  A ellos se les ofrece apoyo educativo, alimentario y se les proporcionan las herramientas para que además de alejarlos del trabajo en calle, entiendan que existen otras alternativas de desarrollo para ellos y sus familias.