FECHA: 28 de enero de 2018

NUMERO: BOL075/DP/2017

Marcos Aguilar Vega, presidente municipal de Querétaro, encabezó la entrega de obras en la comunidad de La Solana: dos de urbanización y una educativa, fundamentales para mejorar la movilidad, la seguridad y la calidad de vida de los vecinos de La Solana San Juan y La Solana Trojes, con una inversión de 2 millones 183 mil pesos que se traducen en un espacio público más seguro, ordenado y digno para los habitantes.

«Con la urbanización del camino que conduce a la Telesecundaria, a base de empedrado; con el mejoramiento de las aulas y de la barra perímetral del Jardín de Niños Miguel Hidalgo, y con la urbanización y alumbrado de la vía que conecta a La Solana San Juan y La Solana Trojes, hemos cumplido con tres reclamos que los vecinos de estas comunidades venían haciendo desde hace mucho tiempo», indicó.

Las calles que tenían, dijo, se encontraban lejos de lo que necesitaban y merecían los ciudadanos, pues estaban irregulares e inseguras, que además de entorpecer el tráfico vehicular, demeritaban la imagen de sus comunidades. En cuanto a las aulas del Jardín de Niños, señaló que se encontraban en mal estado y no eran un espacio óptimo para el desarrollo de los pequeños.

«Como presidente municipal de Querétaro, tengo una responsabilidad muy importante, la responsabilidad de utilizar los impuestos que ustedes los ciudadanos nos confían, para construir obras que incrementen la calidad de vida de todos los queretanos, y eso es justamente lo que hicimos aquí: traer las obras necesarias para impactar de forma directa y positiva en su vida diaria».

Como todos los queretanos, indicó que los vecinos de La Solana tienen derecho a calles seguras, a una comunidad bien iluminada, y escuelas dignas para sus hijos, y por ello se realizó una intervención histórica.

«Este es un gobierno que cumple, que construye las obras necesarias para llevar el bien común a todo Querétaro, y contribuir así a que nuestra ciudad sea un lugar más incluyente, humano y justo para todos», dijo al reconocer la necesidad de distribuir los recursos entre las 43 comunidades y la cabecera de Santa Rosa Jáuregui.